¿Qué le espera al periodismo durante este año 2021?

0
180

Después del golpe inesperado con la pandemia de la Covid-19 y sus repercusiones, el Instituto Reuters de la Universidad de Oxford pronostica que este 2021 será un año de reestructuración económica y los medios se volcarán en la suscripción y al comercio electrónico. 

“Si bien la incertidumbre ha incrementado las audiencias para el periodismo en casi todas partes, los medios que aún dependen de los ingresos por productos impresos o publicidad digital afrontan un año difícil, con más fusiones, recortes y cierres”, escribió Nic Newman, autor del informe Periodismo, medios y tecnología: tendencias y predicciones para 2021

Plataformas centradas en la suscripción, como Substack, demuestran el valor que tienen los periodistas excepcionales que se dedican a un nicho.

Algunos de los puntos que destaca el informe:

  • Tres cuartas partes de las personas consultadas para el informe del Instituto Reuters, que son editores, consejeros delegados y líderes digitales, dicen que la Covid-19 ha acelerado sus planes de transición digital: los planes de negocio incluyen más trabajo en remoto y un cambio más acelerado hacia los modelos centrados en los lectores.

 

  • El 76% considera que impulsar las suscripciones digitales es una vía de ingresos importante o muy importante, por delante de la publicidad (incluyendo la nativa).

 

  • Los encuestados en su mayoría (73%) se sienten confiados en las perspectivas de su empresa para este año, aunque son menos quienes dicen lo mismo sobre el futuro del periodismo (53%).

 

  • Las inquietudes se relacionan con el crecimiento de la desinformación, los ataques a los periodistas y la sostenibilidad económica de publicaciones más pequeñas y locales.

 

  • Los ejecutivos parecen tener más confianza en el apoyo gubernamental de la que mostraron hace un año: más de un tercio (36%) siente que las intervenciones políticas pueden ayudar: es el doble que la cifra registrada 12 meses atrás.

 

  • Y casi la mitad (47%) cree que esas intervenciones no tendrán ningún impacto y el 17% indica que podrían empeorar las cosas.

 

  • Este año las plataformas pagarán sumas significativas a algunos medios por sus contenidos, aunque existen divergencias sobre cómo debería repartirse el botín.

 

  • Alrededor de la mitad de nuestros encuestados (48%) piensa que ese dinero debe ir a una pequeña cantidad de medios “de calidad” y un tercio (32%) prefiere un sistema basado en la cantidad de uso, lo cual daría ingresos a la mayoría.

 

  • Más allá del dinero extra por contenidos y para innovación, los ejecutivos consideran que las plataformas tecnológicas y de redes sociales podrían hacer mucho más aún para apoyar al periodismo.

 

  • En una era de mayor polarización política y social, las nociones tradicionales de imparcialidad y objetividad periodística se hallan bajo presión y este año se espera el lanzamiento de más medios partidistas.

 

  • Pese a esto, una vasta mayoría de los encuestados (88%), incluidos varios editores experimentados, dicen que el concepto de imparcialidad es más importante que nunca.

 

  • Al mismo tiempo, casi la mitad (48%) coincide en que no tiene sentido ser neutral en ciertos asuntos políticos y sociales.

 

  • Para muchos líderes digitales, crear una cultura más innovadora sigue siendo una preocupación central. Pero no siempre las mejores ideas llegan desde arriba.

 

  • De acuerdo con la encuesta, estos días las mejores formas de generar ideas novedosas provienen de la audiencia y el análisis de métricas (74%), de los equipos multidisciplinares (68%) y del aprendizaje de lo que hacen otros medios (48%).

 

  • Solo el 26% menciona a los líderes de su empresa como fuentes de innovación.

 

  • El sondeo también muestra el papel crucial que juegan los encargados de producto al momento de coordinar y darle forma a la innovación digital.

 

  • Más de nueve de cada 10 (93%) indican que ese puesto es importante, pero menos de la mitad (43%) dice que se trata de un rol bien comprendido en su compañía.

 

Más tendencias:

  • El video online se convierte en un foco principal de preocupación a raíz de la desinformación, mientras aumentan los canales y video-podcasts hiperpartidistas basados en la opinión, que se distribuyen en plataformas como YouTube y Spotify.

 

  • El periodismo que controla al poder continúa fortaleciéndose, al tiempo que los políticos buscan sacar ventajas de las inquietudes que provoca la desinformación para reforzar las restricciones a la libertad de expresión. Estas tendencias también se evidenciarán en algunas democracias liberales, como ilustró la controversia generada en Francia por una nueva ley nacional de seguridad.

 

  • El audio sigue siendo un punto positivo para los medios, con fuerte innovación en contenidos y en modelos de negocios. Se espera observar un incremento de los podcasts de pago y las plataformas brindarán más opciones de monetización.

 

  • Reaparecerán los eventos de la vida real y hará efecto la fatiga del Zoom.

 

  • Los periodistas saldrán más a la calle, harán más trabajo cara a cara y empezarán a insertarse más en las comunidades.

 

  • La propagación del 5G gana ritmo en todo el mundo junto con la proliferación de nuevos dispositivos, incluyendo wearables (los que se pueden llevar puestos) y las gafas inteligentes. Todo esto sugiere que los medios necesitan prepararse para un futuro en el que deberán llevar sus contenidos y sus marcas a más y más dispositivos y canales de distribución.