El sinuoso camino para obtener datos forenses en México

0
61

México registró 34,523 asesinatos en 2020, 0.4% menos que en 2019, de acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, pero la cifra sigue una marca violenta desde hace más de una década.

La tragedia es mayor cuando muchos de esos cuerpos violentados no han sido identificados en los servicios forenses de todo el país. Y mientras miles de familias en México buscan a sus seres queridos desaparecidos (alrededor de 80 mil según los datos del gobierno), no hay información precisa y confiable respecto a las características de los cadáveres sin identificar, sexo, señas particulares, lugares de levantamiento del cuerpo, año en que esto ocurrió, etcétera.

Es por eso que surge una pregunta específica para un grupo de periodistas de Quinto Elemento Lab: ¿Cuántos cuerpos no identificados hay?

Efraín Tzuc y la organización periodística se dieron a la tarea de averiguarlo y en este post cuenta cómo fue parte del proceso de trabajo para conseguir esta información de interés público.

— El proceso duró más de un año, empezó en 2019 y publicó a finales del 2020.

— Echó mano de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, hizo solicitudes a todas las fiscalías y a los servicios forenses del país.

— Preguntó cuántos cuerpos sin identificar había en sus instalaciones, las características de estos cadáveres y en qué condiciones estaban.

Tzuc encontró un abismo.

Los datos recabados son solo una “cifra conservadora”, describe el periodista mexicano. Pero dimensiona el atraso forense en el país.

 

¿Cuándo inició la investigación?

Empezó en el año 2019, en marzo del 2020 tenían todas las respuestas de los servicios forenses del país, de marzo a agosto sistematizaron las que eran más complicadas, luego hicieron unas solicitudes más de seguimiento.

Estados como Jalisco tenían diferentes clasificaciones en sus registros de cuerpos no identificados, así que el reto fue poder categorizar con esas respuestas tan diversas.

Tip: antes de pedir la información por medio del Portal Nacional de Transparencia ya tenía las preguntas listas y también un formato en Excel para ejemplificar a las autoridades cómo quería que le entregaran la información. A veces funcionó, a veces no.

Los estados que más problemas dieron

“Siempre he tenido problemas en Nayarit”, dice Tzuc. Pero habla por teléfono cuando esto sucede y el personal de transparencia en la fiscalía ya lo identifica.

“Hidalgo tiene un serio problema, hasta 2020 su fiscalía no era autónoma. En Colima también fue complicado. Guanajuato es una cosa terrible, yo sentía que era como estos juego donde le tapas el hoyo al conejo y sale en otro, luego le tapas y sale en otro hoyo”.

Otro problema fue con Tabasco. En 2019 pidieron los datos a la fiscalía y la respondió, pero en 2020 ya no. ¿Qué siguió? El Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos había hecho solicitudes de la misma información en agosto del 2020 y a ellos sí les respondieron, así se obtuvieron los datos más actualizados.

Consejos para periodistas

Tzuc enlista algunas recomendaciones:

I. Darle tiempo a pensar en una estrategia para hacer sus solicitudes que involucre tiempos pero también el diseño de las preguntas, así tendrán más éxito de que les entreguen la información que necesitan.

2. Ser consciente de que el proceso de solicitud de información tiene plazos, deben tener en cuenta eso para el tiempo de publicación, especialmente considerar que es posible que requieran tramitar recursos de revisión.

3. Conocer la ley, protocolos, normas, reglamentos.

4. Revisar bien las respuestas cuando las entregan las autoridades.

5. Interponer recursos de revisión si no se está conforme con las respuestas.

6. Hacer nuevas solicitudes de información con repreguntas, siguiendo el hilo de las propias respuestas de los servicios médicos forenses.

7. Si no hay respuesta después del recurso de revisión, debe escalar al INAI o interponer un amparo.

8. Alianzas con organización y colectivos.

9. En cuanto al trabajo de datos, que una sola persona no se encargue de hacer los pedidos de información, la captura y la sistematización: tener a alguien más ayuda a filtrar errores.

¿Qué utilidad tiene esta base de datos?

La base de datos interactiva es útil para tener la información que varios estados entregaron, sobre todo los que se refieren a lugar del hallazgo de cada cuerpo, los datos de resguardo del cadáver y la causa de muerte, cuenta el periodista.

En esta herramienta se pueden hacer búsquedas por dos filtros: una primera base  contiene los datos del año de ingreso al Semefo, lugar de resguardo y sexo (alrededor de 10,000 cuerpos no tienen identificado el sexo porque las autoridades no lo entregaron); y una segunda base tiene el año y el sexo.

No se pudieron tener señas particulares de los cuerpos en este recuento, tenerlos sería de mucha utilidad para las familias, pero lo que arroja la base de datos son pistas, dice Tzuc.

Puedes ver aquí la base de datos interactiva: https://quintoelab.org/crisisforense/datos/