El olvidado trabajo de los ‘fixers’ en el periodismo

0
85

Richard Gizbert es el creador y el presentador de The Listening Post, el programa sabatino de Al Jazeera English sobre análisis y crítica de medios.

En uno de sus recientes episodios abordó el tema de los fixers o reporteros “guía”, aquellos consultados por corresponsales extranjeros para conocer el terreno o ser ayudados en sus producciones periodísticas o documentales.

“¿Alguna vez has visto a un corresponsal extranjero esquivando balas reales en el campo? ¿O te encuentras con cámaras temblorosas de un reportero huyendo de la escena? La respuesta probablemente es afirmativa”, plantea Gizbert. “Pero lo que no has visto es quizá al equipo detrás de la cámara: al camarógrafo, al productor, al conductor y, especialmente, al fixer“.

Las noticias, enfatiza, no aparecen de forma mágica. Y otras voces consultadas para el programa señalan lo mismo.

“Muchas personas solo conocen al corresponsal internacional y a los presentadores de noticias”, dice Khalid Abu Ghali, una fixer basada en Gaza. “Pero para nosotros, los fixers,  aquellos que están trabajando en los medios saben bien que detrás de esa persona hay un ejército personas preparando y haciéndoles las cosas fáciles, reuniendo noticias y recopilando artículos; haciendo una buena historia y construyendo una buena reputación para el canal”.

Los fixers conocen bien el terreno local y hablan bien el idioma local, algo que algunas veces pone en desventaja a los corresponsales extranjeros o productoras de cadenas internacionales. De acuerdo con Zeina Khodr, corresponsal itinerante de Al Jazeera que tiene un largo tiempo trabajando en zonas de conflicto, dice que son los fixers los que dan recomendaciones y proponen soluciones.

“Te dicen qué situaciones hostiles puedes enfrentar y dónde están los peligros”, describe Khodr. El fixer es sensible a los contextos y sabrá cuándo es el momento de retirarse de un lugar en casos de peligro.

En el caso mexicano, por ejemplo, Tamaulipas desde hace más de una década es un estado donde los periodistas extranjeros piden ayuda de un fixer, lo mismo que en Ciudad Juárez o Tijuana. Sobre todo en zonas de frontera u otros estados donde los índices de violencia han crecido constantemente.

A pesar del papel que desempeñan los fixer, en raras ocasiones tienen un perfil público; muchas de las veces ni siquiera son nombrados en las piezas periodísticas que después son publicadas en las diferentes plataformas. Mucho menos son considerados cuando el trabajo final recibe algún galardón.

Lo anterior lo ha documentado Shayna Plaut, la gerente de Investigación del Global Reporting Center, una organización enfocada a las noticias olvidadas en todo el mundo.

Plaut hizo entrevistas en 70 países.

En 2016 publicó el coautoría un estudio sobre las divisiones entre los fixers y los corresponsales. Encuestó a más de 450 personas de 71 países. Y uno de los principales hallazgos fue que el 60 por ciento de los periodistas afirmaron que nunca o rara vez le dieron crédito a los fixer, mientras que el 86 por ciento de los fixers dijo que sí le gustaría obtener créditos. El 48 por ciento respondió que “siempre” le gustaría aparecer en los créditos y 38 por ciento dijo que solo “en algunas ocasiones”.

Plaut le dijo a Al Jazeera: “Si podemos tener una mejor comprensión de cómo se crean las noticias, vamos a tener una mejor comprensión de lo que son las noticias”.

 


Más sobre este tema: consulta el encuentro entre el fixer Rajesh Prabhakar y Iona Craig (periodista independiente), Bobby Ghosh (columnista y comentarista), Vishal Manve (AFP), durante el Festival Internacional de Periodismo 2018. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here