El dinero no viene sin mejores contenidos

0
25

Un informe del Reuters Institute for the Study analiza cómo los medios de comunicación están buscando nuevas formas de tener ganancias comerciales en sus plataformas digitales y, al mismo tiempo, están desarrollando estrategias de contenido. A la par. Innovadores y ser comerciales.

Tal vez no está pasando en todas las organizaciones editoriales, pero al menos es una muestra significativa de que hay una especie de reconciliación entre los publicistas y los periodistas: ambos son necesarios.

Esta es una de las conclusiones después de leer el reporte “Beyond the article: frontiers of editorial and commercial innovation”, un análisis de 34 páginas, escrito por Kevin Anderson, un consultor internacional de medios que ha trabajado con la BBC, Al Jazeera, Network18, Trinity Mirror, WAN-IFRA y la Eurovision Academy.

Hay medios que han adoptado estrategias de publicidad a través de motores de búsqueda, redes sociales y aplicaciones de mensajería. Algunos otros intentan reproducir el caso de éxito de BuzzFeed, que publica en 30 plataformas distintas, en 11 países y en siete idiomas diferentes. El resultado: 5 mil millones de page views por mes.

Otros más están diseñando plataformas de publicidad con sus propios objetivos estratégicos, sobre todo después de que el año pasado, 2016, hubo un fuerte cambio porque Google y Facebook capturaron la mayor parte de la publicidad digital, por lo menos en los medios de habla inglesa.

BuzzFeed y el experimento de distribución de contenido de Al Jazeera, AJ+, son dos ejemplos editoriales con estrategias altamente distributivas, escribe Anderson. Pero él no analiza estos dos casos.

Anderson toma ejemplos de medios grandes como The New York Times, Quartz, The Guardian, El País y Helsingin Sanomat (Finlandia). Y de estos dos pequeños, recién nacidos: 140journos en Turquía y Rappler de Filipinas.

Las entrevistas las hizo con fundadores de startups, directores editoriales, directores de teconología y ejecutivos comerciales, entre diciembre de 2016 y enero de 2017.

Tres ejemplos innovadores que selecciona Anderson: 

  1. El uso de aplicaciones de mensajería
  2. Chatbots (un software capaz de comunicarse con los humanos usando inteligencia artificial, Facebook ya los usa)
  3. Nuevas formas de periodismo visual, como mobile-first video (prioriza el diseño para  dispositivos más pequeños y con menos ancho de banda) y realidad virtual.

Y estas son algunas de las conclusiones: 

  • En todos los casos existe algún tipo de distribución de contenido, ya sea por el tradicional proceso de difusión en redes sociales o cada vez más a través de plataformas de mensajería, aplicaciones y nuevas tiendas de realidad virtual.
  • Una de las prioridades editoriales ha sido tratar de construir una relación más directa con su audiencia, aumentar el compromiso y llegar a un público específico. Por ejemplo, el reporte muestra cómo el diario finlandés Helsingin Sanomat busca un público joven.
  • La publicidad en pantalla juega un menor papel en la monetización de las audiencias: los medios que participaron en el informe están haciendo una serie de estrategias comerciales al respecto: contenido patrocinado, publicidad nativa, asociaciones comerciales y venta de servicios.
  • En la mayoría de los casos la limitación de recursos no es un problema con la innovación, como el sitio turco 140journos, que tiene solo diez personas trabajando de tiempo completo. Los proyectos innovadores más costosos tienen que ver con realidad virtual, que solo pueden ser desarrollados por medios grandes como The Guardian, The New York Times o El País.
  • Las organizaciones editoriales han desarrollado procesos de gestión de sus productos para aumentar, a la par, la innovación y las posibilidades de éxito comercial.

 


El estudio completo está inglés y es descargable en PDF, aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here