A cuatro años del asesinato de la periodista Miroslava Breach

0
104

La mañana del 23 de marzo del 2017, la noticia de otro asesinato se difundió con velocidad en los medios mexicanos e internacionales. Había ocurrido a 1436 kilómetros al norte de la capital del país. “Matan a corresponsal de La Jornada, Miroslava Breach, en Chihuahua”, decía un titular. “La periodista Miroslava Breach fue asesinada por denunciar corrupción y narcotráfico”, decía otro. 

En un jueves común, la periodista de 54 años estaba en su automóvil a punto de llevar a uno de sus hijos a la escuela cuando un hombre llegó y le asestó ocho tiros con una calibre .38. Su hijo no resultó muerto, pero ella quedó sin vida en la cochera de su casa, en la ciudad de Chihuahua. 

Miroslava Breach

A cuatro años del brutal homicidio, el caso tiene una sentencia condenatoria y un proceso abierto contra un político, el exalcalde municipal de Chínipas Hugo Amed Schultz Alcaraz, por su probable participación. Miroslava era de Chínipas, una población situada en la Sierra Madre Occidental de la que escribió en sus reportajes; su trabajo reveló cómo políticos son parte del narcotráfico y el despojo en las tierras tarahumaras.

La única sentencia condenatoria en el caso ha sido de 50 años de prisión para Juan Carlos Moreno, “el Larry”, acusado de participar en el homicidio como el coautor material. 

Esta sentencia cobra doble relevancia porque es la primera sentencia por homicidio contra una mujer periodista y relacionado con su labor, dijo Emmanuel Colombié, director regional de Reporteros sin Fronteras, durante un acto de memoria organizado por Cencos. 

“Esto no tiene precedentes en el país”, mencionó, “pero es necesario que todos los responsables sean presentados ante nuestros tribunales de justicia”. 

Más del 92% de los asesinatos de periodistas en México permanecen en la impunidad, y el país sigue siendo uno de los más mortíferos, tan peligroso como un país en guerra.

Reporteros sin Fronteras representa, por medio de Propuesta Cívica en México, a la familia de la periodista en la investigación que lleva la Fiscalía General de la República (FGR).

 

Colombié dijo que seguirán dándole visibilidad al caso de Miroslava dentro y fuera del país para que se enjuicien al resto de autores materiales del crimen, sobre todo a los autores intelectuales. 

Miroslava fue una periodista todoterreno, incómoda para el poder, comprometida con las causas sociales. 

“Era una periodista muy respetada”, dice Patricia Mayorga, su compañera de reporteo. Aunque trabajaban para diferentes medios se acompañaron para documentar lo que pasaba en la Sierra Tarahumara, una de las zonas más olvidadas del país. 

“El silencio es complicidad”, decía Miroslava Breach.

“La ausencia de Miroslava es brutal, es muy difícil que se reemplace su lucidez, la facilidad con lo que lo hacía su trabajo, sin embargo puedo jactarme que desde que la asesinaron no hemos parado en busca de justicia”. 

Al menos 137 periodistas han sido asesinados en México en posible relación por su labor desde 2020, documenta Article 19, un 10% son mujeres. La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) contabiliza más. Casi todos continúan en la impunidad.

 

Más sobre las investigaciones de Miroslava y el caso judicial: Proyecto Miroslava.