¿Cómo se dice periodista en maya-k’iche’?

0
60
Por Agustín Ortiz, periodista Maya-K’iche’ guatemalteco*

Más de una persona me ha preguntado sobre la traducción o significado de mi descripción de perfil: “Periodista Maya-K’iche’. A Sak’al Kej nub’i’. In Ajya’ol utzijol. In ajkem tzij”. Aprovecharé esta excusa para compartir mi conocimiento al respecto.

La traducción-interpretación (que no tiene por qué ser literal por la forma en que se construyen los conceptos en el idioma K’iche’), puede dividirse en al menos dos partes: la primera está en castellano: Periodista Maya-K’iche’, hace referencia a mi identidad cultura y pertinencia lingüística. K’iche’ es una de las 22 comunidades lingüísticas que conforman el Pueblo Maya, una de las cuatro culturas que cohabitan Guatemala, junto al Garífuna, Xinka y Mestizo.

La segunda parte, A Sak’al Kej nub’i’. In Ajya’ol utzijol. In ajkem tzij, está escrito netamente en K’iche’. A Sak’al Kej nub’i’, quiere decir: “Mi nombre es Sak’al Kej” (nombre reivindicativo no oficial que se construye a partir de una serie de elementos de la personalidad; la experiencia de vida, las habilidades y otros elementos de la cosmogonía). Lo que sigue (In Ajya’ol utzijol. In ajkem tzij), significa: “Soy periodista. Tejedor de la palabra”.

El propósito de toda esta explicación previa, es llegar a Ajya’ol utzijol. ¡Periodista! Lo que somos. Lo que nos reúne en esta aldea.

Arriba mencioné que los conceptos en K’iche’ no necesariamente se deben traducir literalmente. Eso pasa con el término periodista que, como podrán darse cuenta, en mi idioma materno se dice empleando dos palabras: Ajya’ol + utzijol “quien lleva la noticia”, “el que traslada la información” o “el dador de la palabra”.

Tal y como conversamos con algunos colegas y paisanos K’iche’, en nuestro idioma materno muchas denominaciones, como el caso de Ajya’ol utzijol, no se definen conceptualmente, sino que a partir de su funcionalidad. En otros casos, se nombra según alguna característica o cualquier otra circunstancia significativa que pueda identificar a lo nominado. Esto pasa, sobre todo, con la creación de neologismos a partir de los mecanismos de derivación.

Más allá del método de nominación, quiero destacar que Ajya’ol utzijol, es justamente lo que somos, lo que hacemos, lo que fungimos o la razón de ser periodista. Somos los dadores de voz… los dadores de la palabra y, por consiguiente, los formadores de conciencia. De ahí la necesidad de tener presente nuestra ética y nuestros principios y, sobre todo, nuestro contrato social, porque, a pesar de la creciente democratización del acceso a la información empujada por las nuevas tecnologías de la información, aún ocupamos un lugar privilegiado en la sociedad.


*Egresado del Diplomado “El Periodista como agente y líder del desarrollo social”, auspiciado por el TEC de Monterrey y FEMSA. Twitter: https://twitter.com/tinortiz

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here