Campaña de desprestigio y violencia digital en contra de la periodista Reyna Ramírez tras asistir a “la mañanera”

0
60
La periodista Reyna Haydee Ramírez en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador. Especial: Artículo 19.

Organizaciones de derechos humanos y periodistas expresaron su rechazo y preocupación por la campaña de desprestigio y acoso digital en contra de la periodista independiente,  Reyna Haydee Ramírez, tras su participación en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador el miércoles 13 de diciembre.

La periodista realizó cuestionamientos sobre las acciones del Estado Mexicano frente al contexto de violencia que se vive en el país. Le preguntó al presidente si tenía conocimiento de que en Sonora la gente acude a grupos de la delincuencia para que les hagan justicia debido a la ausencia del Estado. El presidente negó dicha información, indicando que “esas son invenciones”, expuso Artículo 19 en un comunicado.

Reyna Haydee indicó al mandatario nacional que tuviera apertura hacia las distintas posturas y opiniones que no necesariamente se encuentran alineados a su gobierno. En respuesta, el titular del ejecutivo nacional realizó comentarios estigmatizantes en contra de la prensa mexicana: “[…] es muy evidente que ese periodismo que lamentablemente predomina en nuestro país es un periodismo servil […] vinculado al poder económico, a la corrupción, a la delincuencia”.

Después de estar en la conferencia, la periodista sonorense recibió una serie de mensajes estigmatizantes en sus redes sociales, intentando desacreditar su labor periodística.

Entre estos comentarios y señalamientos se encuentran frases como “chayotera”, “pseudoperiodista”, mismos calificativos que han continuado.

“Las conversaciones utilizan el mismo discurso del ejecutivo federal, deslegitimando su rol crítico en esta y otras administraciones”, expresó Artículo 19.

“Como ya ha sido plenamente documentado, a los señalamientos del presidente o las  pocas intervenciones críticas durante su conferencia matutina, le siguen una serie de ataques perfectamente coordinados contra las personas mencionadas por el Ejecutivo o por quienes le cuestionan”.

Violencia digital sistemática

Reyna Haydee Ramírez es una periodista reportera de Hermosillo, Sonora. Su trabajo ha estado centrado en temas de justicia y corrupción.

Ha colaborado con Pie de Página, El Imparcial, Reforma. Ha sido becaria del International Women’s Media Foundation para la cobertura de la contaminación del Río Sonora por parte de Grupo México, un caso que fue reabierto durante la actual administración de López Obrador.

En 2022, Reyna Haydee Ramírez exigió al presidente tener una mayor apertura hacia periodistas que no son afines a su administración, un hecho que le valió una serie de críticas en redes sociales. Por esa razón salió y estuvo seis meses en una estancia para periodistas en Barcelona.

Asedio y amenazas

La organización citó el informe del laboratorio Signa Lab del Iteso, “Asedio, amenaza y ataque. La condición de Vulnerabilidad de periodistas en México”, las conferencias de prensa matutinas del Presidente han transformado de manera negativa las relaciones entre gobierno, sociedad y medios de comunicación.

En este informe, se identifican adjetivos utilizados en numerosas ocasiones, tanto por el presidente como por cuentas que lo siguen en redes sociales para agredir a quienes cuestionan al gobierno federal, arrojando una línea de descrédito.

“También es importante tomar en cuenta que ser mujer y ser periodista, significa enfrentar una violencia diferenciada como comunicadoras y el impacto de la violencia estructural que afecta la vida profesional y personal. En este caso, además de la estigmatización previamente  mencionada, ARTICLE 19 identifica que algunos de los mensajes contra la periodista conllevan contenido sexista y de violencia de género en su contra, atacando no sólo su rol en la prensa, sino atacándola por su condición de mujer”, señala la organización.

No es primera ocasión en que la periodista independiente ha sido víctima de campañas de desprestigio en su contra por hacer preguntas incómodas.

Documenta Artículo 19 que el 21 de julio de 2022, Reyna manifestó su opinión e inconformidad por la estigmatización y violencia que se ejerce contra la prensa desde el poder público, lo que desató una serie de ataques en su contra.

“Este tipo de actos vulneran el libre ejercicio del derecho a la libertad de expresión y tiene un efecto inhibitorio para la prensa”, dice la organización.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos indica que en un sistema democrático y pluralista, las acciones y omisiones del Estado y de sus funcionarios deben sujetarse a un escrutinio riguroso, no sólo por los órganos internos de control, sino también por la prensa y la opinión pública.

La Comisión Interamericana ha también reiterado que en su responsabilidad del Estado se encuentra también el “adoptar un discurso público que contribuya a prevenir la violencia contra periodistas y que no los exponga a un mayor riesgo, así como reconocer de manera constante, clara, pública y firme la legitimidad y el valor de la labor periodística, aun cuando la información difundida pueda resultar crítica, inconveniente e inoportuna para los intereses del gobierno”. En este sentido, las autoridades  deben cuidar que sus declaraciones no estigmaticen la labor periodística dado a su rol público y el nivel de influencia que tienen en la ciudadanía.

Artículo 19 exige:

      • A todos los poderes ejecutivos de los distintos niveles de gobierno, abstenerse de discursos y acciones que estigmatizan y criminalizan la labor de las y los periodistas.
      • Al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación, realizar las acciones necesarias para proteger y salvaguardar la vida e integridad de la periodista Reyna Haydee Ramírez que permitan tener las condiciones adecuadas y seguras para seguir ejerciendo su labor periodística con enfoque de género e interseccionalidad. Las medidas de protección deben contar con una óptica interseccional y de género para atender la violencia ejercida en su calidad de periodista y como mujer víctima de violencia.