“Los medios deben contar lo que han hecho mal”: Lynne Walker

0
45
Lynne Walker en la ceremonia de graduación de la décima generación de estudiantes del diplomado de periodista de FEMSA y el Tecnológico de Monterrey.

A medida que aumentan los ataques de figuras políticas contra la prensa en el mundo, los periodistas deben responder con más periodismo de investigación y con mucho trabajo colaborativo, dijo la periodista estadounidense Lynne Walker a los estudiantes egresados del diplomado de periodismo de FEMSA y el Tec de Monterrey.

“Esta es una tendencia peligrosa para los periodistas y para los ciudadanos que debemos informar”, expuso Walker en la ceremonia de fin de graduación de la décima generación de estudiantes del diplomado El Periodista de la Era Digital como Agente y Líder de la Transformación Social. 

México, desde donde dictó la conferencia Walker, es el país más mortal para los periodistas, de acuerdo con el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

En menos de un año han sido asesinados una docena de comunicadores, las estadísticas cambian de acuerdo a la organización que las registre. Reporteras en Guardia, una agrupación de mujeres periodistas en todo el país, construye el memorial Matar a Nadie que incluye a comunicadores y líderes comunitarios indígenas que tenían programas en estaciones de radio rural. La organización Artículo 19 o Pie de Página, un sitio informativo sobre derechos humanos, hacen sus relevamientos.

Más allá de los números, la censura y el asesinato de periodistas en México es alarmante.

Walker dijo que aunque “no hay ninguna historia que valga la vida”, la mejor forma de actuar ante los gobiernos que cargan contra los periodistas es hacer su labor informativa.

“Vamos a responder con mejor periodismo de investigación. Recordar que nuestra reputación lo es todo. Mi padre me dijo cuando era niña: Tu reputación es lo único que tienes, cuídala”, mencionó Walker.

Investigar y verificar las veces que sea necesario antes de publicar: “Ni la velocidad ni el formato son excusas para la falta de exactitud”. Y además “nunca plagiar, siempre atribuir, mantenernos neutrales”.

Walker aconsejó no dejarse llevar por los momentos difíciles para conseguir información o datos relevantes, no ser agresivos con las fuentes porque esto tendría un efecto contrario al que se espera: obtener información de carácter púbico.

Cada entrevista, dice Walker, es una serie de negociaciones.

Medios transparentes, aprender del  caso de NPR

Los medios de comunicación deben ser transparentes con sus audiencias, enfatizó la periodista. Explicar en las noticias por qué una fuente habló en condición de anonimato, por ejemplo. “Que el anonimato sea el último recurso. Por supuesto, cuando cubría el crimen organizado entendía que esas personas podrían estar en peligro”, dijo Walker.

La ética de los medios tiene que ver con fomentar discusiones públicas con las audiencias; mostrarles cómo se generan las coberturas y cómo se produce el contenido, sobre todo si se trata de erratas.

“Tenemos que aceptar errores y corregirlos inmediatamente. Es sumamente importante que revelemos conductas deshonrosas en el área del periodismo, inclusive si estas tienen que ver con nuestras propias organizaciones”, dijo.

Walker contó de un caso en NPR, la radio pública estadounidense, cuando sacaron al aire una noticia falsa sobre una fábrica de China.

La historia era sobre una compañía manufactura de componentes de iPhone en China que supuestamente violaba los derechos laborales de los trabajadores y que incluso había personas con daños físicas como consecuencia de su trabajo. Pero no era verdad, el hombre que hizo la nota nunca entró a la fábrica ni hubo trabajadores con daños; tampoco hablaba chino y usó una traductora.

El corresponsal de NPR en China se dio cuenta del error porque él sabía que en ese país es imposible entrar a las fábricas, así que le pareció extraño que el autor de la información hubiera dicho que ingresó a las instalaciones.

Los editores de NPR hablaron con el autor de la nota, quien en un primer intento no quiso darles el nombre de la traductora. “No lo recuerdo”, les dijo. Pero le insistieron y al final pudieron contactar con ella. La intérprete confirmó que esos testimonios no fueron así y que nunca entraron a la fábrica.

Toda esa historia la escuchó la audiencia de NPR: un medio reconociendo un enorme error y contando a su público cómo es que eso sucedió y cómo es que harían para que no volviera a pasar.

Por eso Walker dijo que los medios deben estar dispuestos a contar lo que hicieron mal, ser transparentes y explicar a la audiencia en qué fallaron y por qué.

El momento de las alianzas

Después del ejemplo Walker habló sobre la potencia de las colaboraciones y destacó un informe sobre pandillas que hicieron periodistas de El Faro, en El Salvador, junto con The New York Times. O el especial Memoria Robada, coordinada por el equipo de Ojo Público en Perú, el sitio de información peruano que coordinó a otros reporteros de la región.

“A medida que aumentan los ataques, colegas, tenemos que colaborar”, ese es el mensaje de Walker.

Al finalizar su discurso la periodista le dijo a los egresados: “Ustedes son nuestra esperanza para el periodismo y la democracia en sus países”. Y cerró con una frase de la escritora estadounidense Toni Morrison, fallecida el 6 de agosto de 2019: “Cuando obtienes este trabajo por el cual has sido brillantemente entrenado, recuerda: si tienes libertad ayuda a otros a que la tengan. Recuerda: si tienes algo de poder, entonces tu trabaio es empoderar a otros”.

 

Quién es Lynne Walker: 

Walker es una reconocida periodista galardonada en el año 2005 con el premio Maria Moors Cabot (en 2005) y fue finalista de los premios Pulitzer. Trabajó en México por más de 16 años cubriendo migración y otros temas sociales, políticos, económicos y de las relaciones entre Estados Unidos y México. En Estados Unidos trabajó en diversos medios, entre ellos en el Sacramento Union y el San Diego Union-Tribune.

Estuvo a cargo de la vicepresidencia del Instituto de las Américas desde 2008 y actualmente es la directora y presidenta ejecutiva de InquireFirst, una organización sin fines de lucro que capacita a periodistas de América Latina y El Caribe, así como a periodistas estadounidenses que hace coberturas en español.

 

VIDEO: conferencia completa con Lynne Walker.