Ernestina Aguilera, de 72, relanza publicación de su hermano periodista, desaparecido en Acapulco hace 18 años

0
142

La madrugada del 22 de mayo de 2004, un grupo de hombres se llevó al periodista mexicano Leodegario Aguilera Lucas de su casa en Pie de la Cuesta, Acapulco. Desde entonces su hermana Ernestina Aguilera no ha parado de buscarlo y de señalar a políticos que podrían estar detrás de la desaparición forzada.

Este año, como un acto de memoria, Ernestina lanzó un canal de entrevistas llamado Mundo Político, el mismo nombre de la revista que dirigía Leodegario.

La publicación “cuestionaba a gobernantes por corrupción y documentaba las voces de grupos perseguidos, olvidados, silenciados”, describe el informe Ya nadie publica esto de la organización Artículo 19.

México no es un lugar seguro para la prensa. Al menos 152 periodistas han sido asesinados desde el año 2000 y 29 siguen desaparecidos, entre ellos Leodegario. Y cuando les matan o les desaparecen también desaparecen muchas de sus publicaciones.

Renacer el nombre de Mundo Político ha significado mucho para Ernestina en lo simbólico y en lo material. Es una periodista con 72 años de edad que se hizo en el oficio y que no está familiarizada con el universo digital. Ha tenido que conseguir créditos para comprar equipo, aprender de tecnologías y reformar un espacio físico en su casa para hacer las transmisiones.

“Este proyecto lo empezamos con un crédito de treinta mil pesos”, cuenta en entrevista Ernestina. “Le pregunté a mi hijo qué comprar y lo primero que compramos fue una pantalla, las lámparas. Le pregunté al hijo de una amiga qué computadora y me sugirió una, la compré y así me he ido”.

Además de ese préstamo pidió otro por veinticinco mil pesos a la Secretaría del Bienestar (un Crédito a la Palabra) y se lo dieron porque tiene un pequeño local de jugos nutritivos y comida en Acapulco. Así, con emprendimientos, es como ha solventado sus gastos desde que supo del secuestro de Leodegario.

Ernestina adecuó un lugar en su casa para poner un pequeño estudio con las luces, rentar un lugar le costaría mucho. Como sea, pensar en este nuevo Mundo Político la entusiasma porque será un homenaje a su hermano y servirá para que ella vuelva al periodismo.

“Estoy contenta”, resume Ernestina con una sonrisa. “Mis ganas en este canal están puestas para dar espacio a quienes no tienen voz, aquellos que como yo están tocando puertas y les dan las puertas en la cara”.

Empezó a reportear después de los 40 años de edad. Aprendió en la calle, asistió a cursos con colegas de Guerrero, aunque la mayoría de lo que sabe se lo enseñó su hermano desaparecido. Y desde ese tiempo no había regresado a la profesión.

“Empecé ya tarde, a una edad tarde, y estudié en un sindicato de aquí de Acapulco de redactores de la prensa. El curso lo impartieron periodistas que tenían mucha experiencia, Parra Zúñiga y otros que tenían mucha experiencia. Mi hermano ya tenía su medio y empecé a ayudarle”, dice.

Leodegario desde los años 90 ya había empezado a trabajar en medios de comunicación y poco a poco fue emprendiendo con sus propios proyectos editoriales.

Cuando el grupo de hombres lo secuestró, Ernestina estaba viviendo por temporadas en Estados Unidos, iba y venia de Nueva York a Guerrero porque tenía un pequeño servicio de paquetería. También tenía un hijo enfermo y cuatro nietos que sostener. En Nueva York aprovechaba para hablar con inmigrantes y contar sus historias en su propia revista que se llamaba Axioma, Leodegario le había sugerido ese nombre. Ernestina hablaba sobre todo  con los migrantes explotados en sus trabajos, en labores como construcción o jardinería.

Ahora, en este nuevo canal de entrevistas, hablará con familias de víctimas de desaparición, con luchadoras y luchadores sociales, con campesinos, con artesanos.

Fotografía Miguel Tovar, del informe Ya Nadie Publica Esto, publicado por Artículo 19.

“Mi hermano es un motor que me mueve, no solo para luchar y encontrarlo a él, sino para encontrar a todos los que han desaparecido. Me duele saber que sigue… que cuántas veces hemos gritado Ni uno más y los compañeros siguen desaparecidos y siguen siendo asesinados”, señala Ernestina.

Está agradecida con periodistas que le han ayudado a materializar la idea.

Botón de prueba

Hace unas semanas tuvo una primera entrevista a modo de prueba: Ernestina charló con Tita Radilla, la emblemática activista mexicana que ha luchado por la justicia para víctimas de desaparición forzada y sus familias. Esa primera transmisión la acompañaron periodistas y defensores de la organización Artículo 19.

“Yo siempre dije que ella iba a ser la primera persona que iba a entrevistar en el canal, es una persona que ha luchado durante 45 años, y ha luchado sola, apoyada por su familia”, cuenta. “Este canal es un sueño que he acariciado, no sé, espero que se me oriente y se me apoye en muchas cosas que se necesitan para seguir adelante”.

Ernestina Aguilera, hermana del periodista Leodegario Aguilera, desaparecido en Acapulco
Fotografía Miguel Tovar, del informe Ya Nadie Publica Esto, publicado por Artículo 19.

Después de esta primera prueba, Ernestina prepara otras, solo está esperando el apoyo de dos jóvenes que estarán trabajando junto con ella para las transmisiones.

 

LEODEGARIO AGUILERA LUCAS

El legado de un hermano

Antes de ser periodista, Leodegario había estudiado en la Normal Rural de Champusco (Puebla), donde trabajó sembrando y cortando gladiolas. Ernestina cuenta que eran una familia muy pobre, que su papá se había ido de la casa cuando eran chicos y que de todos los hermanos Leodegario había tomado un papel como el de un padre, que la cuidaba mucho y le enseñó sobre el amor, la comprensión, la ética, la empatía.

Cuando ella quería publicar algo movida por la emoción o porque creía que tenía una noticia bomba, recuerda que su hermano le decía: “Analízalo, mira el efecto, a quién puedes afectar”. En el caso de los migrantes Ernestina guardó mucha información porque escribirla era dar señales a las autoridades estadounidenses de dónde había trabajadores indocumentados.

A diferencia de Ernestina que comenzó a reportear en la calle, Leodegario es egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, en la Ciudad de México.

Este año se cumplirán 18 años desde que lo sacaron de su casa en Pie de la Cuesta y Ernestina no quita el dedo del renglón. La familia ha señalado como presuntos responsables al ex gobernador de Guerrero, René Juárez (fallecido en 2021), Luis Léon Aponte y Jesús Ramírez Guerrero. Hasta ahora no hay señales de dónde podría estar Leodegario y tampoco ha habido justicia.