El escándalo de corrupción ha salpicado por lo menos a 12 países en América Latina y otras partes del mundo. ¿Cómo pueden colaborar los periodistas en esta cobertura que ya es trasnacional?

Por Aldea de Periodistas

Un nuevo reportaje muestra cómo el gigante de la construcción brasileña, el grupo Odebrecht, también tejió en México una red de corrupción, al igual que ha sucedido en otros países de América Latina, dos de África (Angola y Mozambique), además de Estados Unidos y Suiza.

El reportaje lo publica una organización civil llamada Mexicanos contra la corrupción y la Impunidad (MCCI), en alianza con los periodistas de la Red de Investigaciones Estructuradas, a la que pertenecen La Prensa de Panamá, Armando.Info de Venezuela e IDL-reporteros de Perú. Y en síntesis, los reporteros dan cuenta de cómo durante los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto la empresa brasileña recibió contratos de PEMEX sin licitaciones  y, en algunos casos, a través de compañías fantasmas. Odebrecht pagó 10.5 millones de dólares en coimas para funcionarios mexicanos a cambio de esos favores de construcción, en muchos casos sobrevaluados y entregados fuera de tiempo.

Son más de 800 millones de dólares los que Odebrecht ha gastado en sobornar a jefes de Estado, ministros y funcionarios.

La cloaca comenzó a oler a corrupción cuando la Policía Brasileña rastreó una red de complicidades para lavar dinero (auto lavados y gasolineras) donde estuvieron involucrados Odebrecht, Petrobras y funcionarios. La operación es conocida como Lava Jato.

Así, en junio de 2015 el director general de la (con presencia en 27 países), Marcelo Odebrecht, quedó detenido y luego sentenciado a 19 años y 4 meses de prisión. Quizá en el resto de los países no se hubiera sabido si Marcelo, el nieto del fundador no hubiera confesado los sobornos en otras nacionales, que hizo a cambio de una reducción de pena.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos informó en diciembre de 2016 sobre la corrupción en otros países, dónde se siguen las investigaciones. EU intervino en el caso porque los implicados usaron el sistema bancario de este país para blaqueo de dinero.

Jueces latinoamericanos acordaron facilitarse información y compartir sus investigaciones.


Países de AL y cifras que habría pagado Odebrecht a cambio de beneficios: 

  1. Brasil: 349 millones de dll. 
  2. República Dominicana: 92 millones de dll. 
  3. Venezuela: 98 millones de dll. 
  4. Panamá: 59 millones de dll. 
  5. Argentina: 35 millones de dll. 
  6. Ecuador: 33.5 millones de dll. 
  7. Perú: 29 millones de dll. 
  8. Guatemala: 18 millones de dll. 
  9. Colombia: 11 millones de dll.
  10. México: 10.5 millones de dll. 

En África, la cifra en un solo país es la más escandalosa de todas. 

  1. Mozambique: 90 mil dll. 
  2. Angola: 50 millones de dll. 

Presidentes y funcionarios bajo la lupa 

En Brasil, dos expresidentes están siendo investigados por su presunta participación en la trama de corrupción: Lula Da Silva y Fernando Collor.

En Perú, un juez de Perú dictó prisión preventiva al expresidente Alejandro Toledo, actual profesor de la Universidad de Stanford, sin embargo no se ha entregado a la justicia de su país. Están detenidos Jorge Cuba, el exviceministro de Comunicaciones durante el gobierno de Alan García; Jessica Tejada, exvoleibolista y pareja sentimental de Jorge Cuba; Miguel Navarro, exasesor del Viceministerio de Comunicaciones durante la gestión de Jorge Cuba; Mariella Huerta, expresidenta del Comité de licitación del tramo dos de la Línea 1 del Metro de Lima (está prófuga).

En Argentina, una investigación del diario La Nación señala que el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas, recibió cerca de 600 mil dólares en cinco transferencias a Suiza como dádivas para para facilitar la licitación de la obra para el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento, en 2013.

En Colombia, el exviceministro de Transporte de Colombia, Gabriel García Morales, por enriquecimiento ilícito y cohecho en la concesión de una carretera a Odebrecht.

En México, nadie. Las investigaciones solo señalan: “Quien resulte responsable”.


¿Y la prensa? 

Las investigaciones periodísticas y el seguimiento a este caso han sumado a ir desenmarañando la red de complicidades. Hasta ahora, la mayoría de estos reportajes han sido presentados con un enfoque local, sin embargo es importante que los lectores, que los ciudadanos conozcan los antecedentes y el contexto más allá de las fronteras.

Algunas preguntas para abrir el debate entre colegas en esta Aldea: ¿Cómo hacer? ¿Cómo están cubriendo sus medios este caso? ¿Qué información podría compartirse?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here