Aumenta la brutalidad policial contra periodistas: ONU

0
148

En los últimos cincos años la brutalidad policial en contra de periodistas que cubren manifestaciones ha aumentado a lo largo de 65 países del mundo, de acuerdo con un informe reciente de la Organización de las Naciones Unidas.

Al menos diez periodistas han sido asesinados mientras cubrían una manifestación, entre ellos un periodista de México y uno de Nicaragua.

El uso ilícito de la fuerza policial contra la prensa es “alarmante”, señaló el documento elaborado por la oficina de la ONU que monitorea las agresiones a los periodistas.

En 2015, se obstaculizó hasta en 15 ocasiones el trabajo de periodistas que estaban cubriendo protestas; pero en 2019, este número se duplicó llegando a 32.

Tan solo en la primera mitad de 2020, las fuerzas públicas y de seguridad violaron la libertad de prensa en 21 ocasiones, destaca el informe que lleva por nombre “Seguridad de los periodistas que cubren protestas” y fue elaborado por la Unesco, que es la oficina de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Los casos con mayor aumento tienen que ver con acoso, arresto y violencia física contra periodistas, sobre todo por parte de las fuerzas de seguridad de los gobiernos y en ocasiones por los propios manifestantes.

“Se ha traspasado un preocupante umbral”

Para la Unesco, estas cifras indican que se ha traspasado un nuevo y preocupante umbral, lo que pone de manifiesto una creciente amenaza a la libertad de prensa y de acceso a la información en todas las regiones del planeta.

Protestas en EU tras el asesinato de George Floyd. Fotografía cortesía de “Becker1999”, Wikimedia Commons, Creative Commons.

“La tarea de los periodistas es esencial para informar y dar a conocer al público los movimientos de protesta”, dijo Audrey Azoulay, directora general de la Unesco.

Indicó que la organización ha capacitado a las fuerzas de seguridad y al poder judicial sobre las normas internacionales relacionadas con la libertad de expresión.

“Las cifras de este informe muestran que hacen falta mayores esfuerzos, por lo que instamos a la comunidad internacional y a las autoridades competentes a garantizar el respeto de estos derechos fundamentales”, añadió.

Ataques mortíferos contra la prensa

Según el Observatorio de Periodistas Asesinados de la Unesco, desde 2015 al menos diez periodistas fueron asesinados mientras cubrían manifestaciones.

El Comité para la Protección de los Periodistas apuntó que en algunas marchas se produjeron hasta 500 ataques diferentes.

En ciertos casos, como algunos relacionados con el movimiento Black Lives Matter, la violencia causó lesiones permanentes, como las sufridas por varios periodistas, cegados por balas de goma o bolas de pimienta, dijo Azoulay.

Los periodistas han sufrido ataques también de las personas que han participado en las manifestaciones, estas los acosaron o los atacaron mientras cubrían. Pero en mayoría de los casos, estos ataques son bastante menos que los ataques de las fuerzas de seguridad a la prensa.

En aquellos lugares donde se dispone de información más detallada, por ejemplo en Estados Unidos, la evaluación indica que más del 82% de los ataques sufridos por la prensa entre el 26 de mayo y el 3 de junio habrían sido cometidos por agentes encargados de hacer cumplir la ley.

 

Los diez periodistas asesinados durante protestas en los últimos años

En la mayoría de estos casos, sin importar quién o qué grupo pueda ser responsable, la impunidad ha seguido siendo la norma en los últimos años en lo que respecta a los ataques a los periodistas que cubren protestas, señala el informe.

Los siguientes periodistas fueron asesinados mientras trabajaban, dos de ellos latinoamericanos.

Siria: Ferzat Jarban, camarógrafo independiente, fue arrestado luego de filmar protestas contra el gobierno en al-Qasir en 2016. A la mañana siguiente encontraron su cuerpo gravemente mutilado. Fue el primer periodista reportado como asesinado en un período de ocho meses de medidas severas contra las protestas a favor de la democracia en la República Árabe de Siria.

México: Elidio Ramos Zárate, periodista el diario El Sur, fue abatido de un disparo en 2016 en la ciudad de Juchitan de Zaragoza (estado de Oaxaca, México), mientras cubría protestas y enfrentamientos.

Israel: Yaser Murtaja fue herido de muerte por un disparo cuando cubría protestas palestinas en la frontera con Israel en 2018.

Nicaragua: Ángel Eduardo Gahona, le dispararon durante la transmisión en directo para su programa de noticias de la televisión local, El Meridiano, en abril de 2018, en la ciudad de Bluefields, al este de Nicaragua.

Reino Unido: Lyra McKee, escritora y periodista de investigación independiente, de 29 años, que trabajaba para los sitios web Mediagazer y BuzzFeed News, fue asesinada a tiros en 2019, mientras cubría enfrentamientos en Creggan, un suburbio de Londonderry (Derry), en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Nigeria: Precious Owolabi fue asesinado a tiros en 2019 mientras cubría unas manifestaciones para Channels Television, en Nigeria, que terminaron en enfrentamientos entre los manifestantes y la policía.

Iraq: Al periodista Ahmed Abdul Samad y al camarógrafo Safaa Ghali, les dispararon en 2020 mientras escapaban de las protestas en la ciudad de Basra, al sur de Iraq, que habían estado cubriendo para el canal iraquí de televisión satelital Dijlah TV.

Nigeria: Alex Ogbu, reportero gráfico y de sitios web para el Regent Africa Times, le dispararon en 2020 cuando la policía dispersaba una manifestación del Movimiento Islámico de Nigeria en Abuya (Nigeria).

Iraq: Ahmed Muhana Al-Lami, era un fotógrafo de noticias iraquí que trabajaba de manera independiente. El 6 de diciembre de 2019, mientras cubría una manifestación en una plaza pública de Bagdad recibió un disparo de bala y murió al poco rato en el hospital.