Consejos para periodistas que informan sobre el COVID-19

0
332

Genevieve Hutchinson, la asesora principal de salud en la BBC, redactó una guía para aquellos medios y periodistas interesados en informar mejor a sus audiencias sobre la pandemia del coronavirus, COVID-19.

Informar significa cubrir el número de muertos, el sufrimiento humano y las instancias de fracaso del gobierno, dice Hutchinson. Pero igual de importante es proporcionar información precisa y confiable que las personas necesitan para hacer frente y sobrevivir.

Imagen del CDC, Estados Unidos.

La asesora enlistó 10 consejos que compartimos a continuación:

1. Prepárate: establece contactos con socorristas, organizaciones de salud y expertos con anticipación. Discute con tu equipo lo que el público podría necesitar más allá de las últimas noticias.

2. Investiga: aprende los conceptos básicos sobre prevención, transmisión y tratamiento, y consulta con expertos para garantizar mejores informes.

3. Coordina: en una emergencia de salud pública los medios de comunicación y los servicios de salud deben trabajar juntos para proporcionar información oportuna, clara y coherente.

4. Ayuda a tu audiencia a mantenerse saludable: proporciona información precisa sobre lo que está sucediendo y explica las medidas de respuesta de emergencia en curso, incluyendo cómo y cuándo acceder a la ayuda, cómo prevenir la propagación de la enfermedad y qué hacer si ellos o sus familiares tienen síntomas.

5. Presenta voces confiables y contrarresta la información errónea: las personas actúan sobre la información y la orientación si confían en ella. ¿En quién confiará tu audiencia? ¿Son fuentes fidedignas?

6. Haz las preguntas a las personas adecuadas: selecciona personas con el conocimiento, la credibilidad y la capacidad indispensable para expresarse sobre el tema. No siempre podría ser un experto.

7. Motiva a tus audiencias: muestra historias positivas de afrontamiento y recuperación, comparte experiencias y aprendizajes de otras personas afectadas. Y piensa creativamente: anuncios cortos de servicio público, segmentos más largos de estilo documental, incluso canciones pegadizas podrían llegar a las personas con información que les salve la vida.

8. Interactúa con tu audiencia: pero recuerda mantenerla a salvo junto contigo. Durante un brote de enfermedad, las llamadas o las discusiones online pueden ser más seguras que las interacciones en persona. Y no te olvides de las voces de las personas más vulnerables, a quienes podría ser más difícil llegar.

9. No hagas daño: no es suficiente asegurarse de que tu información sea precisa. Considera cómo podría interpretarse tu informe, si podría estar alimentando el estigma o la discriminación. Por ejemplo, al vincular un grupo en particular con la propagación de un problema de salud. Y sé empático y sensible. Las necesidades de alguien afectado por un brote de enfermedad son siempre más importantes que las necesidades del entrevistador.

10. Amplía el panorama: los brotes de enfermedades y las emergencias sanitarias afectan más allá de la salud de las personas. Es probable que el brote afecte sus medios de vida, educación, rutinas diarias, acceso a alimentos y atención médica de rutina.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here