Si pagan por Netflix o Spotify, ¿por qué no pagar por noticias?: Mark Thompson, presidente del NYT

0
61

Contar usuarios únicos no es el mejor criterio para determinar los ingresos, dice Thompson, lo que cuenta al final es el ingreso por usuario único

Por Aldea de Periodistas

El tiempo en el que los algunos periódicos occidentales gozaban del privilegio de ser un monopolio o un oligopolio en la creación y distribución de las noticias, es un modelo que está desapareciendo por los bajos márgenes de rentabilidad que deja la publicidad impresa y porque las mayores ganancias se las están llevando Facebook y Google. Por eso, la manera más saludable de financiar el periodismo es buscar consumidores que lo paguen, dice el presidente de The New York Times Company, Mark Thompson, en una entrevista para diario español El Mundo.

De acuerdo con Thompson, la publicidad digital no dejará tanto dinero por usuario como lo hace el negocio impreso. Tampoco quedará compensado con el mayor número de usuarios porque al final las plataformas digitales, con su posición dominante, reciben la mayor parte de los ingresos, sobre todo de los nuevos ingresos. Pone como ejemplo que el El 95% de los nuevos ingresos de 2016 fueron para Facebook y Google. Y según el cálculo de Katharine Viner, directora de The Guardian, serían hasta 99 centavos de cada dólar en el mercado publicitario de EU.

En un año el NYT gana más de 200 millones de dólares al año en publicidad digital. “Pero no me parece suficiente”, dice el presidente del diario estadounidense.

La respuesta de Thompson a la pregunta de por qué cobrar es esta: “Nosotros pensamos que producimos algo de calidad por lo que habría que pagar. Si fabricas zapatos o cultivas fruta, ¿por qué regalarlos? Me dijeron que el modelo de pago no iba a funcionar, pero resulta que la gente está dispuesta a pagar por algo que merezca la pena; la gente pagará por las noticias, igual que lo hace por las series en Netflix o por la música en Spotify. En NYT estamos cerca de los 2 millones de suscripciones únicamente digitales”.

Suscripciones:  

  • 1 millón de suscriptores del impreso.
  • 2 millones de suscriptores solo en la versión digital.
  • 276,000 nuevos suscriptores solo en el último trimestre de 2016, más que los años juntos de 2013 y 2014.

Ingresos: 

  • 20% por los anuncios impresos, por debajo del antiguo 85%.
  • 35% de suscripciones digitales y publicidad digital, juntas.
  • 45% por la circulación impresa, envíos a domicilio en EU.

“Lo que nos distingue de otros periódicos es que hemos adoptado una posición de producir algo de valor por lo que la gente esté dispuesta a pagar”, dice Thompson. “Por eso hay que tener mucho cuidado con la reducción de costes, para no socavar el valor del producto”.

El presidente de NYT habla además de las nuevas formas de editar, de que el diario tiene más editores que reporteros para mantener un tono uniforme en toda la publicación, pero que eso puede cambiar para darle más individualidad y personalidad a la escritura, “dentro de ciertos límites”, aclara.

Ya los smartphones son la plataforma más importante, porque incluso las tabletas y las PC vienen en picada. El NYT, dice Thompson, ha creado un hub con especialistas que contemplan la edición impresa pensando siempre en el negocio online. De los usuarios únicos da una cifra: 140 millones en los últimos meses.

El periodista de El Mundo le pregunta a Thompson si no le preocupan la competencia con The Washington Post, por ejemplo, en usuarios únicos. Y él responde: “Nos gusta ganar en todo, pero contar usuarios únicos no es el mejor criterio para determinar los ingresos, y mucho menos la rentabilidad. Cuando contemplamos a nuestros competidores, como The Washington Post, The Guardian y Buzzfeed, nos fijamos en qué ingresos digitales reporta cada usuario único. Otros editores reciben un dólar al año por usuario único, y nosotros más de cuatro. Si hablamos de economía en la prensa, el verdadero elemento crítico radica en la eficiencia con la que conviertas tu público en dinero. Lo que cuenta, al final, es ingreso por usuario único. En un momento en el que las grandes plataformas se quedan con un trozo tan grande de la tarta publicitaria, el riesgo de basar la estrategia en el número de usuarios únicos es grande… Repartir periódicos gratis no es buen negocio. Los panfletos nunca financiaron buen periodismo”.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here