Entre lo sensacional y lo real

0
220

El Centro Internacional para Periodistas presenta el nuevo manual de Ética Periodística en la Era Digital, escrito por Javier Darío Restrepo y Luis Manuel Botello, que pueden descargar en este enlace de manera gratuita y en formato PDF: http://eticaperiodistica.info/. El siguiente es un fragmento del Capítulo 7.

 

Entre lo sensacional y lo real.

Esto tres valores fundamentales compromiso con la verdad, independencia y responsabilidad con la sociedad, se pueden utilizar como guías en casos como los de sensacionalismo, frecuentes en la práctica cotidiana y, por tanto, el examen ético detecta en casos como este una pluralidad de valores que se complementan y fortalecen y configuran el talante ético del periodista.

Los reporteros enviados a una conocida discoteca de la ciudad regresaron excitados: allí se había presentado un escándalo cuando uno de los clientes llevó a una joven en estado de ebriedad a un rincón y la violó.

Uno de los clientes grabó la escena en su celular y compartió esas imágenes con uno de los periodistas, quien contó, además, con testimonios sobre el episodio; con lo que el material informativo fue rico en detalles.

¿Cuál sería el manejo ideal de esta información?

La misma pregunta se puede referir a otras situaciones: los muertos de una catástrofe, o de un atentado: se los ve en las imágenes alineados y debajo de unas sábanas blancas en la morgue; o son cadáveres desfigurados por un abaleo indiscriminado; o es el cadáver desmembrado por el asesino; o el niño hijo de migrantes, ahogado y arrojado por las olas en una playa.

La facilidad de acceso a estas imágenes con ayuda de la tecnología ha multiplicado los casos de duda. ¿Por qué dudar? ¿No es obligación del periodista reportar la realidad?

¿La contundencia de la imagen fotografiada o grabada en video, no es suficiente como información?

Un caso como el de la discoteca plantea varios dilemas:

➤ ¿Qué predomina: el derecho de los lectores o televidentes a la información de los hechos; ¿o el derecho de los protagonistas, sobre todo de los parientes de la joven violada, a su intimidad?

➤ Son dos derechos enfrentados: ¿por cuál debe optar el periodista? ¿Por qué?

➤ Hay otras decisiones, estas son editoriales, que deben tomarse ante un nuevo dilema: ¿Qué lugar y despliegue darle a la noticia?

¿Qué enfoque darle a este hecho?: ¿noticia escueta, crónica con varias fuentes, información interpretada?

Puesto que se trata de un caso frecuente en la ciudad, este episodio puede ser considerado en la agenda del medio:

➤ Como otro caso que hoy se informa y mañana cederá su lugar a otras informaciones.

➤ Como punto de partida para una campaña con seguimiento y con propuestas.

➤ ¿Qué razones respaldarían una decisión en uno u otro sentido?

¿Qué uso darle al video?:

➤ Emitirlo con al argumento de que es parte de la información a que receptores tienen derecho?

➤ ¿Editarlo para ofrecer a los receptores solo la información esencial?

➤ No publicarlo, ¿por innecesario y fácilmente sustituible por un relato verbal?

Para tener en cuenta:

Estamos ante un caso de sensacionalismo al que los códigos de ética muestran como una forma de ocultar la verdad de un hecho. Los acontecimientos que la prensa sensacionalista muestra, pueden ser verdaderos, es verdad que hubo la violación, que los presentes se mantuvieron pasivos, que el caso puede quedar impune, etc. pero al receptor no se le ha entregado toda la información, sino parte de ella, la que más le conviene al periodista o al medio de comunicación.

Para contrarrestar esta tendencia de la prensa, los códigos aconsejan la práctica de informar la verdad completa de los hechos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here